Legoland-affaire: comunidades, neoconservadores y como pensar fuera de la caja de Lego.


Legoland-affaire: comunidades, neoconservadores y como pensar fuera de la caja de Lego. Por: Gonzalo Carrasco Purull.

Fue el ministro de vivienda británico Grant Shapps, quien comenzó el incendio, al embarcarse en una ofensiva contra los estándares de vivienda  estatales británicos, los que a su parecer no responden ni a las identidades locales, ni los gustos de las respectivas comunidades. Para Shapps, el actual modelo de vivienda estatal – de cuatro pisos, con departamentos de uno y dos dormitorios,  llamado “identikit” – aparece como “banal y aburrido”. Un reclamo que desde el llevado a cabo por el Príncipe Carlos en la década de los ochenta, apela principalmente a las emociones de las comunidades, por sobre datos concretos.

Según Grant Shapps, los equipos de diseño detrás de las casas “identikit”, deberían dejar de construir barrios como si fueran piezas de un juego de piezas Lego. Es así, y frente a este escenario dominado por barrios “Legoland”, Grant Shapps llama a construir con materiales locales, como piedra y madera, adoptando asimismo morfologías propias de los lugares en donde se levantan estos proyectos.

Es inconcebible para Grant Shapps que mientras las viviendas del sector privado estén construidas cuidando la individualidad de su apariencia, no sucede lo mismo con las viviendas construidas por del estado, las cuales están caracterizadas por una fisonomía dominada por el anonimato y la repetición. Grant Shapps hace además un llamado a las comunidades para que exijan mejores calidades a los diseños de las soluciones recibidas, recordándoles que pueden hacer efectivo el empleo de la ley inglesa que recientemente permite que las comunidades puedan aprobar los diseños para sus propios barrios.

Como ejemplos destacados de proyectos que se ajustarían a las exigencias del ministro, se nombra  al proyecto de Rostow Brow, en Stockport, en donde la empresa inmobiliaria reutilizó materiales existentes como ladrillo, piedra y pizarra. Además de la aplicación abundante de elementos hechos en madera y piedra.  Junto con un esmerado trabajo en el detalle de ventanas y fachadas, para cuyo diseño se tomo como base los modelos de las casas anteriores, a partir del uso de fotografías.

Otro de los ejemplos mencionados es el proyecto de los Russells, en Broadway, Worcestershire. Proyecto de uso mixto, que incluye la construcción de 77 viviendas, cuyo diseño se ajusta a los conjuntos de las cercanías, que datan del siglo XVI.

Sin embargo, las opiniones del ministro han encontrado una fuerte resistencia entre quienes creen que el problema de la vivienda estatal no pasa por ornamentaciones más o menos. Sino que por la cantidad de viviendas que se están construyendo actualmente – un 9 por ciento menor que lo esperado – y por la calidad de los espacios ofrecidos.

La jugada del ministro Grant Shapps, abre el debate sobre la naturaleza de las fuerzas detrás de las agrupaciones de las comunidades. En donde muchas de las veces la palabra “identidad” se constituye en un verdadero “caballo de Troya”, dentro del cual se transportan convicciones fuertemente neo-conservadoras. Mientras  los mecanismos de organización de las comunidades buscan una apertura, un hacer las cosas de manera más “democrática” y transparente, la misma idea de “identidad” en su indefinición es capaz de reunir todas aquellas convicciones y prejuicios en torno a “cómo deben hacerse las cosas.”

Si bien, el movimiento moderno al basarse casi exclusivamente en la autoridad del técnico, dio la espalda a las comunidades, también es cierto que muchas de las ideas detrás del concepto de “identidad” remiten a la convicción de que ésta es algo inmutable, no sujeta a cambio, una especie de esencia.  Cuesta creer tal como lo hace el ministro Grant Shapps, que la identidad puede fijarse a una fachada tal como se fija un revestimiento de piedra, madera o pizarra.

Es interesante tan solo recordar que fue la misma casa inglesa la que a los ojos de un alemán como fue Hermann Muthesius, sirvió de inspiración para gran parte de los arquitectos modernos, para quienes esta  representó todo un modelo del buen vivir. Un buen vivir que quedaba más allá de la sola apariencia, la auto-conciencia de una identidad de postal, o las lógicas combinatorias de la caja de Lego. VKPK.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s