OMA-Rem Kolhaas/progress en el Barbican Centre: “Yo soy un arquitecto, pero ellos me llaman el carnicero”


OMA-Rem Kolhaas/progress en el Barbican Centre: “Yo soy un arquitecto, pero ellos me llaman el carnicero”. Por Christian Glavic desde Londres

Christian Glavic es arquitecto de la Pontificia Universidad Católica de Chile, actualmente se encuentra realizando estudios de postgrado cursando el “Cities Programme” en The London School of Economics and Political Science de Londres.

OMA/progress

¿Qué muestra (es) esto?

Una de las galerías del Barbican Centre recibe una amplia muestra del trabajo de OMA. La exhibición coincide con la inauguración del primer edificio de la oficina en Londres: los cuarteles generales del Rothschild Bank.

La elección del lugar no resulta inocente, Madelon Vriesendorp, a quien casualmente entrevistamos, lo describe como “la VilleRadieuse que sí funcionó”.

OMA/Progress se lee troquelada en planchas de madera intervenidas a través de perforaciones que dejan ver la estructura que las sostiene. Dicha estructura rodea el espacio central donde según informa Rotor, la empresa de diseño encargada de la curatoría, selección y montaje de la exhibición se proyecta la TOTALIDAD de las imágenes producidas por la oficina.

En la puerta de entrada se advierte respecto a que la exposición a dicha secuencia puede resultar perturbadora.

Y es que, dentro de este continuo que es la muestra considerando sus múltiples especímenes de paneles vidrios, travertinos y las variadas exploraciones materiales, deformaciones y modificaciones de naturaleza a los que han sido sometidos (incluyendo el tragicómico recuento de la casa en Bordeaux por su “house-keeper”) dicha proyección de manera continua en 48 horas reproduce 3.454.204 imágenes.

The Soane Museum descrito a propósito del proyecto para el Museo Nacional de China, debe ser entendido como el epitome del proyecto museográfico de la muestra. En su particularidad es una especie de colección de rarezas recopiladas por Sir John Soane, que van desde miniaturas a objetos orientales, dibujos y otras antigüedades y curiosidades múltiples.

El archivero en el caso de OMA ha seleccionado también una pieza como inexplicable resultado de la impresión 3D del modelo de edificio para la CCTV, así como también, en el comienzo del recorrido, dos modelos de los cuales se anota que no está claro si son modelos verdaderos o solo sobras de arcilla.

Se accede al primer piso de la muestra, que es de libre tránsito, a través de cortinas de plástico como aquellas de mataderos o carnicerías, lo que se asocia a la proximidad del Barbican con el Smithfield Market, pero también es explotada la referencia a través del colgajo en un riel de casi 10 metros de todos los trabajos de la oficina “ripped” desde la página web de OMA.

Con la “bajada” de la muestra donde Koolhaas apunta a que todo arquitecto lleva el gen utópico, posiblemente se abre plenamente la referencia a este acto de destripación: cuando se recuerda a Goldfinger -caro a Londres-, diciendo: “Yo soy un arquitecto, pero ellos me llaman el carnicero”. VKPK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s